Infórmate

Carlos Pérez: “La Estimulación Basal entiende que siempre hay posibilidad de encuentro y comunicación”

Noticia | 07 Noviembre 2020

Valor:

Entrevistamos a Calos Pérez, formador de Basale Stimulation®, para acercarnos a la historia, conceptos y aplicación práctica de la Estimulación Basal en personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Desde 1994, Carlos acompaña a equipos en la puesta en marcha de una atención transdisciplinar centrada en las necesidades de las personas, formando en la práctica a centros de atención temprana, escuelas de educación especial, centros de día y residencias para personas mayores, entre otros.

El próximo 18 de diciembre Carlos Perez, dará comienzo un curso de Estimulación Basal Básico, ofrecido por Plena inclusión España en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal – SEPE.

¿Cuáles son los inicios de la Estimulación Basal?  A continuación, utilizaré Estimulación Basal para referirme al concepto Basale Stimulation®

A principios de los años 70 el Prof. Dr. Andreas Fröhlich recibió una petición de un grupo de madres y padres para que defendiera que la educación era posible para sus hijos, quienes presentaban tal grado de discapacidad que, en aquella época, eran considerados “no educables”.   

Junto a educadores, enfermeras especializadas en pediatría, terapeutas y maestros de pedagogía terapéutica iniciaron un proyecto piloto para encontrar de qué manera podían aprender estos niños y niñas, que habían pasado sus vidas en casa o en el hospital. Buscaron que pudieran confiar y aceptar el cambio de entorno físico y social. Investigaron cómo poder comunicarse y qué experiencias podrían ofrecer un mayor nivel de interacción. De esta manera, empezaron a diseñar una forma de educar sin prerrequisitos. Podéis encontrar más información aquí 

Para ti, ¿cuáles son los pilares en los que se basa la Estimulación Basal?

Hay varios elementos que considero pilares de este concepto. El primero es la ausencia de prerrequisitos para la persona, por grave que sea la situación vital siempre podemos buscar vías de comunicación para que la persona sea protagonista de su vida, lidere su propio desarrollo.

Lo siguiente puede ser la visión de la globalidad, entendiendo que cada área del desarrollo está relacionada con el resto. Esto tiene como consecuencia una observación minuciosa de la persona y de su entorno, la necesidad de trabajar en equipo, incluyendo a la familia y de intervenir de manera transdisciplinar buscando que la actividad sea significativa y funcional para la persona.

¿Nos podrías dar algunos ejemplos prácticos en los que se implemente la estimulación basal?

Parte de los siguientes ejemplos podrían ser transversales a lo largo del ciclo vital. Los separo para describir posibles ejemplos concretos.

En Atención Temprana: facilitación de la creación de vínculos entre bebé y familia. Es una buena herramienta para complementar con el Modelo Centrado en la Familia, aportando una mirada respetuosa del núcleo familiar y teniendo en cuenta las necesidades del niño. Potencia la visibilidad de las capacidades del/a hijo/a.

En ámbito escolar:  Valoración técnica del trabajo con los alumnos con grandes necesidades de apoyo. A menudo el profesor, sin formación específica, se encuentra sin herramientas pedagógicas para relacionar el currículum prescriptivo con las necesidades de las/os alumnas/os. Determinación de las necesidades de los alumnos y ajuste de la oferta educativa: es habitual que las ofertas educativas vayan cargadas de aspectos sensoriales exteroceptivos, incluso para alumnos con niveles de desarrollo global y con competencias que sitúan su necesidad en un ámbito más afectivo-comunicativo y corporal.

En geriatría: Valoración del trabajo de atención directa como momentos privilegiados en los que se busca la interacción y orientación de la persona. Desarrollo de prácticas centradas en la persona: las duchas se realizan teniendo en cuenta la necesidad perceptiva, emocional, social… de cada uno.

¿En qué mejora la calidad de vida de las personas con grandes necesidades de apoyo?

Se podría afirmar, desde la práctica pedagógica, terapéutica y cotidiana, que trabajando con una orientación que tenga en cuenta la estimulación basal incide de manera positiva en buena parte de las dimensiones de calidad de vida. Algunos ejemplos:

En cuanto a Autodeterminación: la facilita incluso en personas con desarrollo pre-simbólico, siempre vinculando la comunicación a la expresión observable y a la idea de que la comunicación implica convertir algo en una causa común.

En cuanto a Bienestar emocional: partiendo de realizar todas las actividades desde la necesidad de la persona se consigue una mayor autorregulación. La creación de un vínculo basado en la confianza, a menudo, es el primer objetivo a desarrollar.

¿Existe relación entre la Estimulación Basal y el Apoyo Activo?

Creo entender que los tres primeros niveles (preguntar, explicar e incitar) necesitan de capacidades simbólicas por parte de la persona para ser efectivos, ya que tienen como medio al lenguaje y a los gestos. El cuarto nivel (mostrar), quizá, tiene como prerrequisitos la percepción visual y/o competencias de orientación espacio-temporales y de cierta consciencia corporal para copiar y ejecutar acciones como las que muestra la persona que acompaña. Como estrategias para dar apoyo a las personas los tres niveles pueden ser compatibles con la estimulación basal para personas sin grandes necesidades de apoyo, habría que filtrar si esa forma de apoyo ayuda a cumplir la necesidad de la persona.

Por otro lado, los prerrequisitos citados, posiblemente, no los puede cumplir una persona con grandes necesidades de apoyo.  Con lo que la relación más directa sería con el nivel 5 (guiar). Pero la Estimulación Basal entiende que siempre hay posibilidad de encuentro, de comunicación. Tocar a alguien puede servir para informarle, para orientarle y para preguntarle, aunque no entienda el lenguaje porque no lo ha desarrollado o lo haya perdido por accidente o enfermedad.

¿Para formase en Estimulación Basal es necesario tener algún tipo de conocimiento previo?

No. A diferencia de otros enfoques terapéuticos la estimulación basal, no pretende adjudicarlo a un solo sector profesional. La formación inicial en basal tiene como objetivo sensibilizar al profesional que asiste a la formación sobre la comunicación sin prerrequisitos, la importancia del contacto en la intervención cotidiana y terapéutica, introducirse en la comprensión de la globalidad como herramienta práctica y conocer las áreas básicas de percepción como vías para orientar y la persona y “encontrarse” con ellas, tanto en “actividades terapéuticas” como en vida diaria.

Es cierto que la formación de estimulación basal necesita de una práctica vivencial, próxima y compartida. La formación que haremos implica un reto para todos: buscar cómo tratar los contenidos de un curso básico, sabiendo que no podrá ser un curso básico oficial y reconocido por la IFBS, por la falta de contacto físico.

“El Corona Virus nos ha robado la piel”, como afirma el Dr. Heras en su libro En primera línea. Que esta formación nos sirva para repensar de qué manera tocamos, movemos y nos comunicamos con las personas. Que el respeto y la comunicación traspase las mascarillas y el plástico de los EPI. Para ampliar la información  puedes consultar el siguiente blog:https://estimulacionbasal.net

Si te interesa formarte en Estimulación Basal, pulsa en el siguiente enlace: 


 

Agregar comentario