Infórmate

Plena inclusión organiza un debate sobre la gestión de la diversidad en el ámbito laboral

Noticia | 12 Noviembre 2019

Valor:

Fotografía de los asistentes a la reunión
Lectura fácil

Lectura fácil

Plena inclusión España
ha organizado en su sede
un debate sobre cómo ayudar a las personas con discapacidad intelectual
a tener trabajos de calidad en empresas corrientes.

En este debate han participado personas de:
- Administraciones Públicas.
- Sindicatos.
- Patronales.
- Universidades.
- Organizaciones sociales.
- Empresas.

Además, un trabajador con discapacidad intelectual
ha contado su experiencia en la empresa.
También ha hablado su preparador laboral.

Esta reunión forma parte de un proyecto europeo
que se llama Mi Talento por la Diversidad.
Este proyecto quiere enseñar ejemplos de empresas
que han favorecido la contratación de personas con discapacidad intelectual
y que les han dado apoyos.

En el desayuno, las personas asistentes
hablaron de la importancia de la sensibilización a las empresas.
También de la formación de los profesionales
y de las propias personas con discapacidad.

Hablaron del trabajo como un derecho de todas las personas
y que necesitamos hacer cuotas de trabajo
para las personas que tienen menos oportunidades.
Y también necesitamos que las personas
que entran a trabajar
puedan promocionar en su trabajo.

Dentro del proyecto europeo My Talent for Diversity, Plena inclusión organizó la pasada semana un desayuno que reunión en su sede estatal a representantes de instituciones, organizaciones y empresas para debatir sobre la atención a la diversidad en el ámbito del empleo ordinario.

Este proyecto, en el que Plena inclusión España participa junto a otras organizaciones de la discapacidad intelectual o del desarrollo de Estonia, Bélgica y España pretende promover una mejor gestión de la diversidad en las empresas, administraciones públicas y organizaciones del Tercer Sector. Dentro del proyecto se difundirán buenas prácticas en este ámbito, y se desarrollarán distintas herramientas para que todos estos agentes de empleo puedan ver a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo como una fuente de talento en el desempeño de sus actividades.

El desayuno organizado por Plena inclusión contó con la participación de organismos públicos como el Ministerio de Política Territorial, El Instituto Nacional de Administraciones Públicas, o la Federación Estatal de Municipios y Provincias. También del ámbito universitario (UNED y Universidad Autónoma de Madrid); organizaciones patronales (AEDIS), organizaciones del mundo de la Calidad en la gestión (BEQUAL); Fundaciones empresariales (Fundación Universia); organizaciones sindicales (CSIF, CISF), así como un trabajador con discapacidad intelectual y su preparador laboral (ambos de la asociación ASTRAPACE, de Plena inclusión Región de Murcia).

Durante la jornada, todos estos representantes dieron sus puntos de vista sobre lo que consideran las claves para la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Como esas claves identificaron la promoción de la educación inclusiva, la difusión de buenas prácticas y de la labor de apoyo de las entidades de la discapacidad, el papel de las Administraciones Públicas como punta de lanza y ejemplo de inclusión, la sensibilización a las empresas y el desarrollo de incentivos para las mismas, la mejora de la empleabilidad con formación y preparación a las propias personas, etc.

Otra parte de la reunión se dirigió a establecer los principales retos que abordamos quienes estamos implicados en la gestión de la diversidad en el mundo laboral. En este bloque se identificaron la falta de información, el desconocimiento en el ámbito empresarial, o las ideas preconcebidas sobre la dificultad de emplear a estas personas, sobre el coste real de los ajustes y apoyos que necesitan, o sobre las aportaciones que pueden realizar. Poe ejemplo en el ámbito de las adaptaciones de los puestos y la accesibilidad general, que no solo beneficia al trabajador con discapacidad sino también al resto.

Para las organizaciones sociales el reto sería disponer de profesionales mejor cualificados en el apoyo y la preparación laboral, para desarrollar metodologías e itinerarios adecuados que orienten bien a las personas hacia el empleo.

Para las propias personas con discapacidad, lograr mejores cualificaciones, porque a mejor formación, mejor empleo.

Otro asunto central en el debate fue la perspectiva del derecho al empleo, que la contratación de las mismas no es algo opcional, sino su derecho. Cuando una empresa incumple las cuotas aún no hay un régimen sancionador bien establecido. Estas cuotas aún son necesarias –afirmaron quienes participaban en el debate–, porque aún no hay un mercado con oportunidades reales para todas.

También hablaron de la necesidad de incluir la perspectiva de la discapacidad y gestión de la diversidad en los sistemas, modelos y acreditaciones generales de Calidad de las empresas.

Para finalizar, también se habló de la promoción interna de las y los trabajadores con discapacidad como un derecho laboral que no podemos eludir.

Agregar comentario