Infórmate

10 Mayo 2018

El INAP reconoce como buena práctica nuestra adaptación a lectura fácil de la Constitución Española

Noticia

Valor:

Imagen de portada de la Constitución en lectura fácil

Versión Lectura fácil:

Plena inclusión España, Dilofácil
y la cooperativa Altavoz
realizaron una versión de la Constitución
en lectura fácil.

Ahora el Instituto Nacional de Administración Pública
ha publicado este trabajo como buena práctica
en su web.

Esto es importante porque otras administraciones
pueden verla y tomarla como ejemplo
para hacer más accesible su información
a todos los ciudadanos.

La Constitución es la Ley más importante de España.
Todos los ciudadanos tenemos derecho
a acceder a las Leyes
y a cualquier información de los Gobiernos.

Personas con discapacidad intelectual
validaron el texto de la Constitución en Lectura Fácil
y abogados han comprobado que sigue
siendo fiel al texto original.

El Instituto de Nacional de Administración Pública ha publicado como Buena Práctica en su web del Banco de innovación de las Adminitraciones Públicas, la adaptación a lectura fácil de la Constitución Española, que Plena inclusión España, junto a dilofácil y la cooperativa Altavoz (con la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad), realizó hace dos años.

De este modo, otras administraciones podrán ver la importancia de establecer sistemas y metodogolías de accesibilidad cognitiva que permitan hacer más comprensible su información para aquellos ciudadanos y ciudadanas que -por cualquier circunstancia-, tienen dificultades para entender los textos, o moverse por los espacios públicos, etc.

Esta adaptación fue realizada a finales de 2015 con el fin de adaptar a un lenguaje más comprensible la principal norma de nuestro ordenamiento jurídico, que garantiza nuestra convivencia en igualdad y lo hace declarando que España es un Estado social y democrático de derecho. Por ello es importante que todas y todos los ciudadanos podamos comprender lo que dice. Todos tenemos derecho a entender las leyes y la información pública.

En primer lugar, Plena inclusión España y Dilofácil adaptaron a lectura fácil el texto de la Constitución. Después personas con discapacidad intelectual validaron esa lectura fácil con la colaboración de la Cooperativa Altavoz. Finalmente, varios abogados revisaron el texto en lectura fácil para garantizar que seguía conservando los elementos esenciales de la Carta Magna.

 

Agregar comentario