Infórmate

17 Abril 2017

Cristina Álvarez, Coordinadora de la CME en España, nos habla de la Semana de Acción Mundial por la Educación

Noticia

Valor:

Imagen de cristina álvarez

Cristina Álvarez inició su trayectoria como asesora para el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) en Sao Paulo, Brasil. Posteriormente cursó el Máster de Cooperación Internacional de la Universidad Pontificia de Comillas y, a partir de ahí, ha trabajado en varias ONG como investigadora y traductora.

¿Qué es la CME?

La Campaña Mundial por la Educación es un movimiento de la sociedad civil presente en más de 120 países y que reúne a organizaciones de todo tipo (ONG, sindicatos, grupos de educación no formal) con el objetivo de movilizar a la ciudadanía para que exija a los responsables políticos que se cumpla el derecho de todas las personas a una educación inclusiva, gratuita y de calidad para todas las personas.

¿Desde cuándo coordinas la CME-España? ¿Cuáles son tus funciones?

Me incorporé al equipo de la CME en España el pasado mes de julio. Mis funciones más importantes son coordinar el trabajo de los equipos funcionales (educación, comunicación, movilización e incidencia) y territoriales (estamos presentes en todas las Comunidades Autónomas). Trabajamos juntos en la elaboración de los materiales, el diseño de los actos de incidencia y en la difusión de nuestros mensajes. También me ocupo de coordinar este trabajo a nivel local y nacional con las iniciativas de ámbito internacional y los avances en otros países, para garantizar que estamos todos en la misma línea y maximizar así el impacto de la Campaña.

¿Qué puede hacer un ciudadano de a pie para contribuir a lograr los objetivos de la CME?

En primer lugar, informarse en los centros de nuestros equipos territoriales o a través de nuestra página web (www.cme-espana.org) de la situación de la educación en el mundo e interesarse por los millones de niños, niñas y jóvenes que por diversos motivos (conflictos, exclusión, falta de inversión) ven vulnerado su derecho a la educación, a pesar de los avances en los últimos años y de los compromisos adquiridos por los representantes políticos a nivel nacional e internacional.

El objetivo de la CME es velar por el cumplimiento del derecho a la educación en todo el mundo. Si se sienten movilizados por esa meta, queremos que se unan a nosotros para alcanzar nuestro objetivo común, difundiendo nuestros mensajes y movilizándose junto a los miles de niños, niñas y jóvenes que salen a la calle durante la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME). Tenemos que hacer ver al Gobierno que la ciudadanía se preocupa por el derecho a la educación de todas las personas del mundo, para que esta cuestión vuelva a ser una prioridad para nuestros Gobiernos.

¿En qué consiste la SAME?

Es uno de los momentos álgidos de la Campaña. Durante una semana los niños, niñas y jóvenes de todo el mundo salen a la calle para defender el derecho a la educación de todas las personas y visibilizar la situación de aquellos que no tienen acceso a él, con el objetivo de sensibilizar tanto a los responsables políticos como al conjunto de la ciudadanía. Cada año, los alumnos y alumnas trabajan a lo largo del curso un tema concreto relacionado con el derecho a la educación, y durante esa semana se movilizan para, desde la calle, transmitir sus demandas sobre el tema en cuestión; además, representantes de estos niños, niñas y jóvenes tienen la oportunidad de reunirse con sus representantes políticos a nivel local, autonómico y estatal para comunicarles sus preocupaciones y transmitirles sus demandas en relación al derecho a la educación. Además de estas manifestaciones y actos de calle, los distintos territorios suelen organizar también foros, juegos y otras actividades que permiten visibilizar y difundir los mensajes de la Campaña.

¿Cuándo se celebrará la SAME 2017 y cuál es su propósito?: La SAME 2017 se celebrará del 24 al 29 de abril bajo el lema “Pido la palabra por la educación”. El objetivo es pedir a los representantes políticos que se impliquen en la consecución del Objetivo de Desarrollo nº4 sobre educación, estableciendo una hoja de ruta y unos indicadores claros para su cumplimiento, y que garanticen que existen los espacios de participación necesarios para que la ciudadanía, la sociedad civil y especialmente las comunidades educativas puedan participar en estos procesos. Se trata de exigir la rendición de cuentas de los Gobiernos en relación al cumplimiento de los compromisos adquiridos con los ODS, y de garantizar que se tengan en cuenta las aportaciones de la ciudadanía – especialmente de niños, niñas y jóvenes, que suelen verse relegados a pesar de ser los principales afectados – en estos procesos. Es fundamental que se promueva la participación ciudadana y que hagamos oír nuestra voz en esta cuestión.

¿Cuál es la importancia de los ODS en el ámbito del derecho a la educación?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un marco internacional fundamental por el que todos los países del mundo se han comprometido a alcanzar, en 2030, 17 objetivos que harán que dentro de 15 años vivamos en un mundo más justo y sostenible. Uno de estos objetivos, el cuarto (ODS4), está dedicado específicamente a la educación: “Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. Este objetivo a su vez se divide en 10 metas que tienen que ver con la educación primaria y secundaria, la alfabetización de adultos, garantizar que todas las personas tengan acceso a la educación sin que nadie se quede atrás…. Es un objetivo que se puede cumplir, si existe la voluntad política y los fondos necesarios para hacerlo realidad. Y, si se cumple, estaremos mucho más cerca de garantizar el derecho a la educación para todas las personas.

Pero, además, el ODS4 es fundamental para lograr el cumplimiento del resto de los objetivos de esta Agenda, como los relacionados con el cambio climático o la discriminación de género. Los ODS son una Agenda integral (todos los objetivos deben cumplirse, no es suficiente con que se cumplan unos sí y otros no) y universal (son aplicables a todos los países). Ambas características los diferencian de sus predecesores (los Objetivos de Desarrollo del Milenio) y suponen un gran avance de cara a garantizar el derecho a la educación.

¿Desde la SAME 2017 qué compromisos se piden a nuestros políticos?

Como ya hemos señalado, lo que reclamamos a nuestros políticos es, en primer lugar, que den los pasos necesarios para cumplir con el ODS4. Este año es fundamental, porque es cuando nuestros Gobiernos tendrán que elaborar tanto los planes en los que definirán las medidas y políticas con las que piensan llegar a cumplir este objetivo, como los indicadores que permitirán medir si en 2030 lo hemos cumplido o no. Por otro lado, y de acuerdo con el espíritu de la agenda de los ODS, reclamamos que se establezcan los espacios necesarios para garantizar la participación de la ciudadanía en estos procesos. De ahí nuestro lema, “Pido la palabra por la educación”.

¿Qué tipo de actividades de movilización se llevarán a cabo en esta edición?

Como otros años, los niños, niñas y jóvenes que participen saldrán a la calle y se reunirán para expresar sus demandas con respecto al ODS4, demandas sobre las que habrán reflexionado a lo largo del curso y que expresarán ante sus conciudadanos y los representantes políticos en el transcurso estas actividades. El símbolo que unirá todos los actos será una mano, que levantarán antes de hablar para “pedir la palabra” por la educación. Por supuesto, invitamos a todos los ciudadanos y ciudadanos a unirse a ellos durante la última semana de abril.

Agregar comentario